Campanita, muy simpática pero muy celosa

Todos estamos acostumbrados a ver a Campanita como un personaje muy tierno, simpático, travieso y encantador, por lo menos de esta forma la pensaron los realizadores de Disney. Pero la verdadera Campanita pertenece a la novela de James Mathew Barrie. Ella, en este caso, es el paradigma de la mujer celosa que ataca al rival que tiene cerca.

En esta novela, el hada es mala y cruel, además de un poco calculadora llega a convencer a los Chicos Perdidos de que disparen contra Wendy –esa chica que ahora captura la atención de Peter Pan- hasta matarla con sus flechas.

Al principio de la aventura cuando Wendy va por primera vez al encuentro de los Chicos Perdidos, se ofrece a llevar al hada en su sombrero. Entonces nos cuenta el autor:

“Como veremos, esto causó dificultades. Campanita no quería deberle ningún favor a Wendy (…) Hubiera sido mejor para Wendy dejar caer el sombrero. No sé si la idea se le ocurrió a Campanita de pronto o si lo había planeado en el camino, pero de pronto saltó del sombrero y empezó a atraer a Wendy a la ruina. Campanita no era mala del todo, o mejor dicho era mala pero otras veces era buena. Las hadas tienen que ser una u otra cosa porque por desgracia son tan pequeñas que sólo tienen espacio para un sentimiento a la vez. Pueden cambiar, pero el cambio tiene que ser completo. En ese momento, Campanita estaba llena de celos hacia Wendy. Desde luego, Wendy no pudo entender lo que le decía el hada con su lindo tintineo (creo que en parte fueron malas palabras). Pero era amable y volaba a su alrededor indicando claramente.”

Cuando llegan donde se encuentran los Chicos Perdidos, están solas Wendy y Campanita, y claramente ella la hostiga:

“-¡Miren, ahí vienen!- Curly señaló a Wendy en el cielo.
Wendy ya estaba casi sobre ellos, y pudieron oír su lastimero llanto.
Pero más clara les llegó la voz chillona de Campanita. La celosa hada había abandonado su actitud amistosa y se lanzaba sobre su víctima desde todas las direcciones, pellizcándola salvajemente cada vez que la tocaba.
-¡Hola Campanita!- exclamaron los chicos perplejos.
Por respuesta, Campanita replicó:
-¡Peter quiere que derribe a Wendy!
Los chicos no solían cuestionar las órdenes de Peter.
-¡Hagamos lo que quiere Peter!- exclamaron los muy simples-. ¡Rápido, arcos y flechas!
Tootles ya traía su arco y sus flechas. Campanita lo notó y se rastreó las manitos.
-¡Rápido Tootles, rápido!- lo incitó- ¡Peter quedará encantado!
Tootles, excitado, encajó una flecha en el arco.
-¡Correte, Campanita!- gritó y entonces disparó. Wendy cayó aleteando a tierra, con una flecha en el pecho.”

Este artículo cuenta con fragmentos de Peter Pan de J. M. Barrie

Un comentario sobre “Campanita, muy simpática pero muy celosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *