Notas de viaje por América Latina

Después de cuatro décadas, los ecos de esa ética acompañan a Ernesto Che Guevara en la partida, en su moto dirigiéndose a la América profunda. Las travesías y experiencias se pueden leer en la reescritura de los apuntes que fueron tomados en el año 1951, los cuales fueron publicados tiempo más tarde después de que triunfara la Revolución cubana.
Después de un tiempo se dio a conocer que aquel viaje, que tenía la finalidad de cambiar el rumbo de Cuba y, por qué no, del mundo, dio sus primeros pasos rumbo a la costa Atlántica de Argentina. Primero paró en Villa Gesell y luego en Miramar. Según cuentan los que saben es acá donde tuvo un ‘paréntesis amoroso’. De esta forma relata aquellos días de playa en donde tuvo lugar su gran metejón.

“Alberto veía el peligro y ya se imaginaba solitario por los caminos de América, pero no levantaba la voz. La puja era entre ella y yo (…) Los dos días programados se estiraron como goma hasta hacerse ocho, y con el sabor agridulce de la despedida mezclándose a mi inveterada halitosis me sentí llevar definitivamente por aires de aventuras (…). Recuerdo un día que el amigo mar decidió salir en mi defensa y sacarme del limbo. La playa estaba solitaria y el viento fuerte soplaba hacia la tierra. Mi cabeza estaba en el regazo que me sujetaba a esas tierras.”

El Che que reescribe las anécdotas que pasaron intenta sacarle el peso afectivo a la despedida de la que era su enamorada y maquilla la situación con humor. Sigue el relato:

“Yo me acordaba de la recomendación de Alberto: ‘la pulsera o no sos quien sos’. Sus manos se perdían en el hueco de las mías.
– Chichina, esta pulsera… ¿si me acompañara en todo el viaje como un guía y un recuerdo?
¡Pobre! Yo sé que no pesó el oro, pese a lo que digan: sus dedos trataban de palpar el cariño que me llevara a reclamar los kilates que reclamaba. Eso, al menos, pienso honestamente yo. Alberto dice (con cierta picardía, me parece) que no se necesita tener dedos muy sensibles para palpar la densidad 29 de mi cariño”.

Este artículo cuenta con fragmentos de Notas de viaje por América Latina, publicado por el Centro de Estudios Che Guevara y Ocean Press.

6 comentarios sobre “Notas de viaje por América Latina

  1. Hola,

    bueno, mejor me presento, soy Alonso, webmaster de efiro.com; estoy interesado en conseguir un link en tu web.

    Los links que busco son para diarioviajero.com con el titulo “Turismo y viajes”, a cambio podriamos poner un link en la pagina de efiro.com y en la portada de caidodelcielo.com o en alguna de nuestras otras webs.

    Ademas de estos, avisame si tuvieras otras paginas de tematica parecida con alguna de las paginas amigas de efiro.com (en turismo, mujer, videos de humor, etc.)

    Espero respuesta tuya
    Un saludo
    Alonso

  2. A MM NO TNGO NADA QUE DECIR SOLO QUE MEE PARECE ALGO ABURRIDO DEL TEMA ESE ES MI PUNTO DE VISTA NISIKIERA SABIA QUE EXISTIA ESTE TIPO

    SIN MAS QUE DECIR ME DESPIDOO

    DIANA

  3. A MM NO TNGO NADA QUE DECIR SOLO QUE MEE PARECE ALGO ABURRIDO DEL TEMA ESE ES MI PUNTO DE VISTA NISIKIERA SABIA QUE EXISTIA ESTE TIPO

    SIN MAS QUE DECIR ME DESPIDOO

    SOFIA

  4. hola a diferencia de los demas comentarios a mi me parece que el libro no es aburrido es mas bien interesante para los que nos gusta leer y aprender cada vez un poco bueno eso es solo mi opinon
    PAOLA

  5. A mi en lo personal, me considero una lectora con critica constructiva, opino que este libro es muy bueno al igual que su autor Che Gevara, los que opinan de manera negativa o no lo conozcan, es por que no son verdaderos lectores, el fue un personaje no solo un escritor historico.

    Ojo al opinar sobre temas que no conocemos

    Paloma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *