Doménico Chiappe – Entrevista a Mailer Daemon

Doménico Chiappe nació en Perú en el año 1970, se crió en Venezuela y en el año 2002 se instaló en España su residencia. En el año 2007, La Fábrica Editorial le publica la obra Entrevista con Daemon Mailer dentro de la biblioteca BlowUp de novela corta. Hasta aquí no deja de ser una historia normal, aburrida de tanto repetirse; pero como gran escritor deja su palabra impresa y en ella dice muchas cosas.

Antes de esta publicación, a la que dedicaremos nuestro tiempo, creó la novela hipermedia Tierra de Extracción (que pueden visitar en la página oficial del autor www.domenicochiappe.com) y publicó el libro de relatos Párrafos sueltos (UCM, 2003). En la actualidad desarrolla su trabajo en torno a la literatura en talleres literarios, como investigador de Cultura y Tecnología en la Universidad Carlos III o colaborando con diversos medios de comunicación.

Centrando nuestra atención en la novela Entrevista con Daemon Mailer, una novela de apenas 70 páginas, podemos afirmar que es un relato de búsqueda, un viaje. Daemon es un individuo de gran potencialidad que se ve envuelto en una sociedad que el empuja a actuar, que le lleva a dar pasos sin gran capacidad de reflexión y que finalmente le propone una pregunta: ¿existe el maligno?, y si es así ¿quién es el maligno? Este viaje comienza con la creación de una empresa encargada de la devolución de los correos electrónicos para después trabajar en ONGs de distinto tipo y finalmente dedicar sus esfuerzos a la grabación de imágenes violentas que serán vendidas. Como se ve en este repaso muy somero de la acción, Daemon hará un descenso a los infiernos de una sociedad en la que Marc Ji se postula como jefe de un imperio que está en contra de la democracia actual y postula la Democracia Verdadera. En general, podemos afirmar que Chiappe crea una novela apocalíptica, que nos pone frente a las miserias de la sociedad y nos hace mirarla de frente. Una gran obra en la que ficción y realidad se mezclan a partes iguales.

Técnicamente, la novela está presentada a modo de entrevista; pero no como una entrevista cerrada en la que la periodista Ophra Lereau ejerce de directora de la narración. Durante la entrevista, Daemon tiene discursos en primera persona que permiten contemplar la narración de un modo mucho más cercano y que se complementan con un narrador omnisciente cuando es necesario contar la parte más densa de la novela. Chiappe muestra un gran dominio en el cambio de narrador, es capaz de introducir diálogos indirectos con la mayor elegancia y en ningún momento se observa la tramoya de la creación como un elemento rígido o forzado. Su lenguaje se adecua perfectamente a la narración, consiguiendo sin grandes excesos una narración sobria y directa.

Sus personajes, aunque requerirían de un estudio particular, muestran algunos de los paradigmas de la sociedad actual: el jefe admirado, la ayudante solícita, el pensador que permanece en un segundo plano, los rebeldes al sistema… Doménico Chiappe nos propone un elenco de actores a modo de representación de nuestra sociedad. Todos ellos con su doble visión, la pública y la privada, que nos demuestran que no todo es lo que parece. Incluso en un momento de la novela afirma que “el poder no está hecho con lo que uno sabe que tiene sino con lo que los demás creen que tienes”. Toda una declaración de intenciones en esta sociedad de apariencias en la que sucede este relato a mitad de camino entre la realidad y la ficción.

Aunque el transcurso de la novela sucede en cinco sesiones de entrevista, aproximadamente en ocho días, este factor tiempo no es importante. Lo realmente importante es el cuándo de la entrevista. Todo comienza con la muerte del mandatario Marc Ji, en torno al año 47 de los buenos tiempos (calendario impuesto por el nuevo imperio) y el momento en el que Daemon Mailer es liberado de su reclusión, a la que había sido sometido con un total aislamiento de la sociedad. Ese es el momento en el que la periodista encuentra al protagonista de la novela, puro azar, y comienza la entrevista mientras todos se dirigen a despedir al mandatario muerto. Daemon necesita contar todo la historia que ha ido acumulando en su encierro y la periodista recoge la información en una grabadora aunque siempre permanece la duda de si aquello que está contando pertenece a la realidad o a la invención del propio protagonista.

Sin duda, una gran novela que ha pasado sin gran interés por parte del público y que encierra una visión del mundo crítica, con un humor muy inteligente que estalla en muchas ocasiones dentro de la narración, de fácil lectura y que deja una sensación de inquietud en el lector.

5 comentarios sobre “Doménico Chiappe – Entrevista a Mailer Daemon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *