Análisis de Juegos de la edad tardía (parte 7) – La estructura musical

Esta estructura tripartita, que —como hemos dicho— se asemeja al esqueleto de muchas novelas del realismo decimonónico, también guarda mucha relación con la estructura de un periodo musical, donde hay un antecedente y un consecuente, al que en este caso se le añade una coda como resolución de la tensión argumental. Así pues, la estructura, llamemos, musical de esta novela es la de un antecedente más un consecuente más la añadidura de una coda cervantina que comentaremos en seguida.

El antecedente —las dos primeras partes de la novela— es como una melodía cuyos movimientos armónicos se dirigen hacia una dominante. La primera parte es como una primera semifrase, antecedente de la segunda, en la cual se forma la personalidad actual de Gregorio Olías; mientras que la segunda parte es al mismo tiempo el consecuente de la primera semifrase y la segunda célula del antecedente de la estructura general de la novela: se trata de la relación telefónica con Gil, con el desarrollo del personaje de Faroni ya planteado en la primera parte, y con una tensión cada vez más creciente en la trama, que se relaciona con la dirección de la melodía hacia el acorde de la dominante, punto de máxima tensión.

El consecuente de la trama es la tercera parte, a la que se añade a modo de coda un epílogo cervantino. En esta tercera parte, digamos que la melodía aún forma parte del acorde de dominante y necesita de la cadencia para aliviar la tensión, cada vez más acentuada, del oído: así pues, en la novela la trama aumenta de tensión, los acontecimientos se aceleran, el hilo se anuda cada vez más hasta que en el capítulo de don Isaías se resuelve la mayor parte del conflicto —se atan algunos cabos sueltos—. Esta cadencia, que quizá podríamos considerar como una cadencia rota al no resolver todas las tensiones argumentales, deja al lector con la sensación de que necesita más información para quedar satisfecho, y por eso el narrador termina de resolver la trama con la coda cervantina.

La coda tiene mucha relación con el final del Quijote, cuando de vuelta a la aldea, don Quijote y Sancho Panza deciden forjar sus lazos de amistad. Gregorio y Gil deciden hacerse agricultores y de ese modo no separarse nunca, una vez que se han encontrado y Gregorio ha terminado de contarle la historia, la “verdadera historia” de Faroni, que se ha exiliado en la India y ha muerto como un héroe. Esta cadencia final, que supone una distensión total de la trama, es el último cabo que faltaba por atar. Así se cierra la trama de la historia, con lo que parece el final de Casablanca: “el principio de una gran amistad”.

 

Próxima entrega (Personajes, I)

 

4 comentarios sobre “Análisis de Juegos de la edad tardía (parte 7) – La estructura musical

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *