Los Elegidos 10 (El diario de la hermana muerta)

Enjugándose las lágrimas de prisa se pone en pie y corre dando traspiés escaleras abajo, abalanzándose hacia  la puerta del despacho que se abre de un leve empujón; adentro llega hasta el escritorio y toma a Priscila… le sonríe como si pudiera entenderle.  

     – Tú nunca me vas a dejar. Lo sé. –su mirada se vuelve a tornar triste- Ella se volvió a ir y nos dejo… ya nunca volverá.

Aprieta fuerte a la muñeca contra su pecho, mientras su mirada se clava en el interior de la fotografía y de prisa mira hacia el llavero de la pared, del cual a toda carrera agarra las llaves prohibidas saliendo con torpeza llegando de nuevo ante la puerta del cuarto de la finada.  

     Por un momento duda en hacer lo que se cruzaba por su mente, pero al final metió la lleve en la cerradura y abre, penetrando a la habitación, asegurando la puerta por el interior. El decorado era bello; sobre la cama se encontraba un libro de pastas color azul, en una mesita de estudios había una computadora.

      Cindi se acerca a la cama y toma el libro leyendo el título… “LA RESURECCION DEL SIERVO MAS FIEL”, Cindi abre el libro y encendiendo la lámpara del buró, lee un párrafo que curiosamente se encontraba subrayado.

 

El destino ya está escrito y

serán pocos los que se salvaran;

la purificación siempre suele estar

en nuestras propias manos. Es nuestra

decisión, si abrimos la puerta a la gloria o no.

Continuará…

Autor: Martín Guevara Treviño

1 comentario en “Los Elegidos 10 (El diario de la hermana muerta)”

Deja un comentario