Labios, tuyos, mios…

Mis labios en ti se sumergen a distintos delirios
exquisitos, burbujeantes, místicos,
mis labios son lo primero que te toca
que te aguarda y te contrae de placer, son los que te aman
entre lo infernal que es besarte amor mio, de mi vida
sabes, lo haría miles de veces mas, para completarme y compenetrarme
a tu lado, contigo, entre tus labios y tu piel
que anhelo en todo amanecer…

Tu voz y tú mirada…

Tu voz y tú mirada… Nauseabunda, movimientos oscuros son el dan las hojas desde el camino, no se que buscaran, aunque a veces creo que si. Me es raro por que lejanos estamos, como dos almas en pena…

Ya nadie llora en esta noche, como salía amanecer vertido en el sol.

Más miradas, como esas fugaces que se dan de pronto, como la de hoy, la de ahora. De pronto cerré los ojos y no te vi mas, disimule, como siempre lo hago aunque después la tortura deposita mi piel y luego… Bueno luego

seguir leyendo...

Escribir

Logro escribir entre líneas disueltas en esta tinta apenas permeable. Logro escuchar a veces invisibles cosas de la vida, como los sonidos de mi mismo ser inconfundible. A veces me pregunto por que hay tantas cosas por vivir y yo no vivo. No pienses nada me respondo talvez sea tarde para vivir ese algo.

Malhumorada y un poco cansada, entre la noche y las estrellas de la luna llena, entre vestigios insanos de la maldad depositada en este terreno, casa llamada hogar un poco feliz.

Logro cerrar los

seguir leyendo...

Libérate

Libérate, aferrate a lo que tienes al lado del mas allá, imagínate que no eres el que eres y que solo haces lo que te gustaría ser.

Reconócete solo en el mundo, contando piedras, marchitando el soplo de vida y contaminando el viento que te ayuda a seguir sin levantarte.

Duerme pasivo y levántate alerta, tu mundo no es un sueño, tu vida no es rosa.

Las manos de ella no son tuyas, y sus besos no son siempre, sus caricias se las llevo el viento y el amor se murió como las estaciones del sol.

No

seguir leyendo...

Como cae una hoja en un árbol

En la tempestad de tus ojos, en el engaño de antemano, en la penumbra ya nublada, en las manos frías y frágiles. En los ojos tristes, en las lágrimas secas que recorren mis mejillas y mi alma. En la oscuridad de la realidad. Estoy tirada entre piedras en el suelo.

Siento y creo que soy de vez en cuando marginada. Esas miradas penetrantes de la vida, me lastiman sin querer. Es esa rabia, aquel despecho que me hace enrojecer al verte. Nunca imagine este dolor que se ha ido con el paso de los

seguir leyendo...

Nadie la vio

Caminando entre piedras sólidas, huyo del amanecer. Lagrimas caen por mis mejillas. Empiezo a correr como nadie más lo va a hacer por mi. Me mantengo detenida pero no me detendré por mucho tiempo. Debo descansar, talvez comer, para así seguir mi camino sin igual. Destino un poco cruel. Siento que los recuerdos me hunden un poco, siento sentimientos poco claros, difíciles de alcanzar.

La luz se acerca más rápido sobre mí, me caigo, me lastimo, un dolor tan grande sacude mi ser. Estoy sola

seguir leyendo...

Perverso paisaje

Paisaje perverso

Oscuro

Por algo la luna desvanece al sol

Y la consuela cada noche

Para que cuando despierte

Amanezca reluciente.

Camino

Se piadoso

Cesa

Haz que los sauces

No se lamenten

Ni que los grillos

Lloren cada noche

Oscuridad

Camino por tu piso de piedra

Tú columbra vertebral

Tu amante se escondió

Su rostro desapareció

¿Mañana lloverá?

¿Por qué no volverá?

Soledad

A veces se cuestionan los interrogantes, que es raro, es inconcluso y hasta es ilógico por que la misma soledad nos agobia cada día que estamos solos, que nos sentimos sin compañía, cuando llega el día en que nadie nos abraza y cuando también nadie nos acaricie.

Alma flotante que escribe distorsionadamente entre esta noche estrellada y entre las lagrimas de la luna sin hogar que ve desde ese sauce que vio nacer su vida.