Terencio

Publicado por Leticia el 29 de octubre de 2008 · 1 comentario

¿De que se reían los antiguos?
A través de las diferentes civilizaciones que poblaron nuestro mundo, en todos los tiempos se sabe que la gente se entristece por temas similares, pero la risa se genera por diferentes razones que cambian durante la historia y se manifiestan de diferente manera.

Por este motivo, cuando leemos Romeo y Julieta, o tomamos contacto con Antífona muchas veces se llora o no estremecemos, pero las comedias no nos causan tanta gracia, considerándolas en muchas oportunidades anticuadas.

Terencio a través de sus comedias no pretendía generar risas sino buscaba la aprobación de los mecenas y heleonofilos, quienes festejaban sus ocurrencias mediante una “tímida sonrisa”. En la actualidad estas obras solo nos generan una curiosidad histórica, pero nada deriva.

Publio Terencio Afro era originario de Cartago y vivió durante el siglo II aC. Sus obras hablan por lo general del tema del matrimonio, tomado como fenómeno social que provoca un sacudón a los cimientos de la familia. Planteó la diferencia entre el amor verdadero y los matrimonios arreglados (tan comunes en esa época). Habla de los padres obsesionados por el futuro de sus hijos, suegras manipuladoras, esclavos, etc.

Terencio está protegido por el Circulo de los Escisiones, movimiento aristocrático, progresista, admiradores de la cultura griega y rivales de Catón y sus seguidores que eran considerados bastante primitivos.

Terencio, quien en sus comienzos fue esclavo se convirtió en uno de los más grandes conocidos comediógrafos de la antigüedad latina. Lamentablemente su comedia ha envejecido y difícilmente nos haga reír.

Este autor era profundo en sus contenidos y realmente sensible.
En Heautontimoroumenos (El atormentador de sí mismo) hay una escena el la que un labrador viejo le cuenta a otro el gran pesar que tiene en su vida, en ella declara “soy hombre. Nada que sea humano no resulta ajeno”.

En eunuco un esclavo declaró que en temas relacionados con el amor pretender racionalidad es como “desvariar de manera razonable”.

Más info: Civilización Romana Pierre Grimal
Virgilio y su tiempo Hugo Bauza
El mito del héroe. Morfología y semántica de la figura heroica. Hugo Bauza
Las geórgicas de Virgilio H. Bauza
Revista Ñ.

Artículos relacionados que recomendamos leer:

  1. Nicaragua, amores y revolución Granada, año 1925, el poeta y sacerdote Ernesto Cardenal participa...
  2. Ulyses Petit de Murat Te contamos un poco acerca de la biografía de quien...
  3. Amor solitario Amor solitario que caminas por la noche abriendo nuevos senderos,...
  4. Abramos las puertas Abro las puertas de mi casa para que libremente entre...
  5. Lobo gris James Nava – El Tercer Nombre Este libro nos cuenta...

Más artículos sobre: , .

Ver todo dentro de la categoría Autores.

Comparte este artículo


Acerca del artículo

Este artículo ha sido escrito por – que ha publicado 365 artículos en Librosylibretas.

Recibe novedades en tu email

Si quieres recibir artículos relacionados y novedades en tu email, ingresa tu dirección en el siguiente formulario, es totalmente gratis :)


{ 1 comentario… léelo a continuación o agrega uno }

Deja un comentario

Artículo anterior:

Artículo siguiente: