Franz Kafka – La metamorfosis

Publicado por jorge.andreu el 5 de abril de 2009 · 3 comentarios

 

«Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto». Es el principio de una novela con una profundidad filosófica bastante importante para el hombre, un dato que, por desgracia, cada vez se ve más en la vida de cada uno. Pero empezaré por referir brevemente el argumento de la obra.

El relato La metamorfosis, que también se puede identificar como una novela corta (tiene poco más de cien páginas), narra la vida de Gregorio Samsa, un oficinista que de repente se despierta con el aspecto de un insecto que en ningún momento se le revela al lector, pero que por la descripción que de él se hace parece ser una especie de cucaracha con el tamaño de una persona. A partir de quedar el oficinista convertido en un insecto, lo que el autor nos cuenta es la situación de su familia ante ese extraño suceso. En cuanto a la historia, ya no tiene más, pues no es eso lo importante de esta obra.

La filosofía tan profunda que Franz Kafka da a esta narración se basa, entre otras muchas interpretaciones, en algo que está sucediendo desde un tiempo a esta parte: el egoísmo del ser humano, que en cuanto ve que la persona a la que más estima le tenía se convierte en algo raro (es decir, cambia su forma de ser o de repente empieza a interesarse por algo que antes nunca le había dado curiosidad), inmediatamente se despega de esa persona y deja de hacerle caso, la deja de lado y pasa a sustituirla por otra persona. Eso es algo que sucede a menudo: cuántos amigos se desean lo mejor en la vida y se hacen como de uña y carne, y de repente uno de ellos comete un error que al otro le hace daño y la relación se corta en seco, llegando a ignorarse el uno al otro.

Esa es una de las interpretaciones más obvias que se pueden hacer de la obra, pero hay cientos de interpretaciones diferentes, dependientes cada una del lector, como en todos los casos. También se podría interpretar como la resignación de una persona a que el resto del mundo la vea como una cosa rara, un bicho, que es exactamente la sensación que tiene Gregorio Samsa cuando ve que su familia deja poco a poco de hacerle caso, y sin embargo la vida continúa y tiene que plantar cara a su destino.

Todo esto narrado con un lenguaje culto y con una fluidez tal que permite al lector acabar con el relato en no mucho tiempo: aunque el libro tenga poco más de cien páginas (y cien páginas no se leen en un rato, quizá una hora como mínimo), se puede leer en poco más de una hora, lo que yo llamo una sentada. Y nos hace reflexionar a lo largo de todo el relato, lo cual es muy sano para nuestra mente y nuestra moral. De libros como éste, pues, hay que aprender en la vida. Para que luego haya gente que diga que los libros no sirven para nada…

Una buena novela. La recomiendo, pero no para que disfruten con su intriga o con su historia, sino para que capten su filosofía.

Artículos relacionados que recomendamos leer:

  1. La metamorfosis Franz Kafka, el reconocido escritor checo, ha dejado para el...
  2. José Saramago – Ensayo sobre la ceguera   Estas semanas están resultando, al menos por mi parte,...
  3. El espíritu áspero de Gonzalo Hidalgo Bayal (Análisis, I) 1. Introducción Este trabajo no sólo no pretende ser un...
  4. Juan Rulfo – Pedro Páramo   La novela que voy a recomendar este domingo es,...
  5. José Saramago – Las intermitencias de la muerte “Al día siguiente no murió nadie”. Es el comienzo de...

Más artículos sobre: , , , , , .

Ver todo dentro de la categoría Libros.

Comparte este artículo


Acerca del artículo

Este artículo ha sido escrito por – que ha publicado 410 artículos en Librosylibretas.

Recibe novedades en tu email

Si quieres recibir artículos relacionados y novedades en tu email, ingresa tu dirección en el siguiente formulario, es totalmente gratis :)


{ 3 comentarios… léelos a continuación o agrega uno }

Fabiola diciembre 14, 2009 a las 11:20 pm

Me encanta este hombre, como piensa la vida, como surge del fracaso. Me gusta su filosofia que muchos la han utilizado. Vive y deja vivir. Me gusta como pensaba, no tenemos por que ser ovejitas. Me siento identificada en las frustraciones de la vida que el vivio. Es un filosofo vivo.

Responder

jorge.andreu diciembre 16, 2009 a las 6:38 am

Estoy completamente de acuerdo contigo, Fabiola. Aunque he conocido a gente que trata este libro como una historia vulgar, fea, sé que su profundidad es mucho mayor a la de otros escritores y su reflexión sobre el mundo, y en concreto el mundo que el gran Kafka tuvo que soportar, es necesaria para crecer como personas. Hay que pensar en nuestro alrededor, no hacer que otros se sientan como insectos y no sentirnos nosotros de la misma manera.

Gracias por tu aportación.

Jorge.

Responder

ATILIO GERMAN PEREIRA febrero 1, 2010 a las 10:10 am

REALMENTE KAFKA EN ” METAMORFOSIS ” DESCRIBE LA VIDA MISMA DE UNA PERSONA COMUN , SU DIA A DIA ,SITUACIONES DE LA VIDA , EN SU DIA LABORAL , AMBITO INTELECTUAL -SOCIAL – ESTUDIANTIL- DEPORTIVO , VECINDARIO….ETC. , LO QUE TIENE QUE SOPORTAR EL HOMBRE EN SILENCIO O NO , SU ANGUSTIA , CON LO QUE TIENE QUE ENFRENTAR A DIARIO , EL SER RECHAZADO , DISCRIMINADO , INCLUYENDO A MIEMBROS DE SU PROPIA FAMILIA .
POR LO MENOS ASI ME LLEGA A MI , ESTA OBRA DE KAFKA .

AGP.

Responder

Deja un comentario

Artículo anterior:

Artículo siguiente: