Análisis de un Código de Etica Periodística

Publicado por Mewtwo Carpatia el 15 de octubre de 2008 · 2 comentarios

Cuando uno trabaja para distintos medios de cualquier sector (televisivo, radial, gráfico) está siempre al riesgo de que la palabra libertad de expresión se convierta sólo en una utopía. Es por esto, entre tantas otras cosas, que muchos países han desarrollado un Código de Etica Periodística (CEP) que vendría a ser la Constitución para los comunicadores.

Si bien el título se refiere a los periodistas y al periodismo, creo que es algo tan importante que vale para todo aquel que quiera expresarse en cualquier tipo de medio. Es por esto que lo invito a analizar y reflexionar acerca de una de los tantos CEP que existen en el mundo.

Si usted trabaja en algún medio o sólo lo frecuenta, Internet incluido, le aseguro que lo verá desde otra perspectiva, mucha más crítica quizás.

El Código de Etica Periodística elegido para el análisis es el de Venezuela. El motivo de su elección se debe a que, luego de leerlo y pensarlo, me pareció curioso e impactante que un país con serios problemas de libertad, en todo sus aspectos, tenga un CEP. Esto es destacable teniendo en cuenta que hay muchos países que dicen ser libres y ”fomentar la libertad” pero no cuentan con un CEP, dando cuentas claras de que muchos medios están controlados por empresas monopólicas donde sólo cuenta la opinión de unos pocos (los que tienen poder) y cualquier persona que quiera expresarse, corre el riesgo de ser censurada y hasta castigada porque no hay Ley que la proteja. 

Comencemos entonces a analizar el CEP de Venezuela:

El Código de Ética Periodística de Venezuela consta de 50 artículos divididos en siete capítulos.

Capítulo I – Principios generales

El primer capítulo consta de cinco artículos, los cuales refieren a la disposición del periodista hacia la verdad y la libertad de expresión. El libre acceso a las fuentes y el respeto hacia ellas son mencionados aquí, así como también el respeto hacia la vida privada tanto de personas ordinarias como públicas.

El artículo cuatro es el más importante ya que habla sobre “la verdad como norma irrenunciable”. Esgrime el  compromiso del periodista hacia la verdad y el deber de no falsear u omitir ningún hecho. Además, habla sobre el amparo que tienen los comunicadores frente conflictos de cualquier índole por defender la verdad.

Capítulo II – El periodista con el puebo

Este capítulo consta de doce artículos, los cuales hablan sobre el deber de responsabilidad de los comunicadores frente al pueblo. Establece como deber fundamental la veracidad del periodista hacia las distintas audiencias y repudia cualquier hecho de alteración y  de información. Sumado a esto, establece que el periodista debe rechazar cualquier información (ya sea audiovisual o impresa) que denigre o humille cualquier tipo de condición humana, religión, ideología, sexo o creencia.

Los artículos más importantes del capítulo son el ocho, ya que condena al periodismo amarillista, y el  17, que habla sobre “el equilibrio entre los mensajes” y la lucha del periodista contra la sobrecarga de los mismos frente al medio ambiente.

 (Continuará).

Artículos relacionados que recomendamos leer:

  1. Análisis de un Código de Etica Periodística (parte II) Les dejo la segunda parte del análisis del Código de Etica...
  2. Análisis de un Código de Etica Periodística (parte IV) Entrega final del análisis del CEP venezolano. El capítulo VI...
  3. Análisis de un Código de Etica Periodística (parte III) Tercera entrega sobre el análisis del CEP venezolano. En esta...
  4. El espíritu áspero de Gonzalo Hidalgo Bayal (Análisis, III) 4. Narrador erudito: referencias literarias 4. 1. Tipos de referencias...
  5. El espíritu áspero de Gonzalo Hidalgo Bayal (Análisis, II) 3. Afán de cronista y semejanzas con el esquema narrativo...

Más artículos sobre: .

Ver todo dentro de la categoría General, Reflexiones.

Comparte este artículo


Acerca del artículo

Este artículo ha sido escrito por – que ha publicado 91 artículos en Librosylibretas.

Recibe novedades en tu email

Si quieres recibir artículos relacionados y novedades en tu email, ingresa tu dirección en el siguiente formulario, es totalmente gratis :)


{ 2 comentarios… léelos a continuación o agrega uno }

joni mayo 16, 2011 a las 6:24 pm

El compromiso del periodista hacia la verdad y el deber de no falsear u omitir ningún hecho. Además, habla sobre el amparo que tienen los comunicadores frente conflictos de cualquier índole por defender la verdad. Consta de doce artículos, los cuales hablan sobre el deber de responsabilidad de los comunicadores frente al pueblo. Establece como deber fundamental la veracidad del periodista hacia las distintas audiencias y repudia cualquier hecho de alteración y de información. Sumado a esto, establece que el periodista debe rechazar cualquier información ya sea audiovisual o impresa que denigre o humille cualquier tipo de condición humana, religión, ideología, sexo o creencia. El artículo ocho es uno de los mas importantes, ya que condena al periodismo amarillista.

Responder

lucia f. agosto 10, 2012 a las 11:37 pm

Siempre se está aludiendo a la sacrosanta libertad de prensa y en forma quizás demasiado jactanciosa, se recalca el hecho de que el preriodismo es una profesión independiente.
En los tiempos que corren, como otras tantas cosas, esta profesión a sufrido terribles transformaciones, a lo que omitiré extenderme. HOY UNO PODRÍA AFIRMAR QUE EL PERIODISMO ES UNA DE LAS PROFESIONES MAS “DEPENDIENTES” QUE EXISTEN. Es claro que de algo tienen que vivir y como cualquier ser humano, especulan cuanto de bien quieren vivir y según sus propios límites morales o éticos; siempre escriben según para quien sea que mejor les paga sus notas y por el tema de interés que le sea conveniente. Uno podría enlistar casos conocidos. Si algo de “sacrosanta” tuviera la profesión; nunca está por encima de cualquier otra profesión. En general todas las profesiones independientes y liberales, para trabajar, se rigen por un registro y una ley que ordena el ejercicio de la profesión. Así es que tienen, como en Argentina conocemos Colegios profesionales que los agrupan. Estos colegios Profesionales siempre tienen un Código de Etica, un conjunto de reglas y sanciones que rigen la profesión, lo que en principio, lejos de ser una limitación al ejercicio de la misma, esta instrumentada a favor del conjunto. Los Códigos de Etica están para protección y corrección de conductas desviadas.

Creo que no debería existir ninguna razón para que la profesión periodistica no tenga un COLEGIO PROFESIONAL que lleve un registro de las personas que ejercen la profesión y además tengan un CODIGO DE ETICA a la que deberían ajustar sus conductas. Tal vez, si se ordenara el ejercicio profesional del trabajo del periodista lograría, aunque lo veo muy difícil; una jerarquización de la misma. Salvo honrosas excepciones; es una de las profesiones más Indignas de Confianza. Está bien lo que dice la ley, pero hay que mirar la realidad. Una ley por sí solo no funciona según se describe, algo así como un robort que funcione con simplemente apretar botones. Para que ello ocurra, para que realmente funcione la ley, cualquier ley, siempre debe haber detrás un ser humano vivo y presente para que la impulse y la haga funcionar, según sus preceptos. Para que algo funciones en la vida siempre debe haber organización, disciplina y control- Una persona honesta y ética nunca se resiste a esto. Si se resiste, es que se está apartando por alguna razón. APOYO TOTALMENTE QUE DEBE HABER UN CODIGO DE ETICA PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESION PERIODISTICA Y QUE DEBERÍAM EXISTIR COLEGIOS PROFESIONES QUE ORGANICEN EL TRABAJO, sin interferir en la libertad de expresión, pero la “ordenen”. Quien sabe cuántos periodistas hay en Argentina?. Para quien trabajan?. Deben tener registro profesional al que todos podamos tener libre acceso de conocimiento.

Responder

Deja un comentario

Artículo anterior:

Artículo siguiente: